Home Notas Una vieja conocida por conocer: la tasa interna de retorno